Inicio » Carta » Palabras a mi fallecido amor de mi vida – Norma Luz Mourelle

Palabras a mi fallecido amor de mi vida – Norma Luz Mourelle

Otro año sin vos…

Querido Jor:

Nada ha quedado pendiente entre nosotros. Todo nos lo dijimos, las peores y las mejores cosas. Teníamos peleas escandalosas en las que nos decíamos palabras muy hirientes, el ego se nos quedaba bastante lastimado, pero no quedaba rencor -pues había un reconocimiento de lo que el otro nos señalaba- y, pasadas unas horas, un día a lo sumo, proseguíamos amigos y nos íbamos acercando de a poco.

Te amé con el alma, y vos a mí. Teníamos debilidad uno por el otro. No podíamos estar lejos más que un día como mucho.
Eras parte de mí, empezabas adónde terminan los dedos de mis manos… y ahora es todo tan tan raro.

Al principio, éramos muy tiernos y apasionados. Después vivíamos en crisis permanente por tantas cosas de la vida. Y, hacia el final, tu enfermedad nos hizo deponer todo lo conflictivo para simplemente estar juntos lo más posible.

Como decía, tantos años y casi nada que decirte pues todo te lo dije, pues todo lo pregunté, y todo lo escuché. Lo mismo vos a mí.
Sólo agradecer a la vida el haberme cruzado con vos… pudo no ocurrir. Y agradacerte me hayas querido tanto tantísimo. No podría pedir más, no puedo pedir más.

Ahora sólo resta el vacío. Por siempre estarás en mí, pues yo soy yo, esta que soy, con todo lo que fui con vos.
Sólo agradecerte te hayas dejado querer por mí.

Tu Nor.

De: Poemas de mis libretas – Luz Mourelle /Buenos Aires /Argentina.
Palabras y poemas de una viuda – Luz Mourelle – CC by-nc-nd 2.5 ar – Norma Luz Mourelle

Photo by Tim Mossholder on Pexels.com